Bienvenidos...

espero comentarios (si no son buenos ni se gasten!)

sábado, 22 de septiembre de 2012

Lo que el festejo primaveral nos dejó...


Primavera, primavera... Qué linda es la primavera! 

La estación del amor la llaman... (ponele) Será porque a todo el mundo se le da por empezar a sacarse la ropa? Será como anticiparon hace años The Sacados que la sangre altera? No sé, algo debe hacer...

¿Quién no salió a festejar en algún momento de su vida, ya sea, siendo un niño, acompañado por algún padre-madre gentil que se prestara a acompañar al grupo de descontrolados pequeños; o siendo un pseudo joven acompañado, en ese caso, por sus hormonas al viento, el día de la primavera?

Ahora: ¿Qué es lo que festejan los niños siendo niños, y los jóvenes siendo jóvenes? El hecho de ser ESTUDIANTES o el simple hecho de CAMBIO DE ESTACIÓN?

Si es el día del Estudiante... ¿Es necesario ir a una plaza, parque o bosque a "festejarlo"? 
Y si es el día de la Primavera... ¿Es necesario hacer esa demostración de amor a la naturaleza rompiendo cuanto arbolito, arbusto, pastito o retoño recién salido aparezca? Los bosques, plazas, parques no tienen derecho de festejarlo también? No serían los más autorizados?

No quiero ser agua fiestas, porque no es mi estilo (?), pero... ¿es necesario? Tan lindo que se pone todo cuando es PRIMAVERA! no lo arruinemos!

El festejo deja atrás (no sólo heridos, cosa que ya es habitual), botellas de gaseosas distribuidas por todos lados y de modo desprolijo, atados de puchos desparramados aleatoriamente, bolsas de residuos ataditas muy prolijamente al lado de un árbol, miles y miles de papeles en el piso (como cuando gana la Argentina algún campeonato - tal vez no lo recuerden, pero eso ha sucedido -), algún que otro recuerdo plástico de un atardecer fogoso detrás de algún yuyal, etc. etc...

Hoy salí a la calle y al no escribir antes sobre este tema, como lo hice en San Patricio, me encontré con las plantitas meadas...

Feliz primavera para todos y, desde este lugar, mi afectuoso saludo a los alérgicos! Achis!


Jim 
(saludos también a las otras Primas, como la Prima Berta y la Prima Nora, que siempre se quedan arafue)

jueves, 20 de septiembre de 2012

NUNCA JA-MÁS!

El 20 de septiembre de 1984, Don Ernesto hace entrega al Presidente Raúl Alfonsín, el informe realizado por la CONADEP sobre los actos criminales cometidos durante la Dictadura Militar. 

A 28 años de ese acontecimiento, el Prólogo de lo que dió en llamarse "NUNCA MÁS"


"Durante la década del 70 la Argentina fue convulsionada por un terror que provenía tanto desde la extrema derecha como de la extrema izquierda, fenómeno que ha ocurrido en muchos otros países. Así aconteció en Italia, que durante largos años debió sufrir la despiadada acción de las formaciones fascistas, de las Brigadas Rojas y de grupos similares. Pero esa nación no abandonó en ningún momento los principios del derecho para combatirlo, y lo hizo con absoluta eficacia, mediante los tribunales ordinarios, ofreciendo a los acusados todas las garantías de la defensa en juicio; y en ocasión del secuestro de Aldo Moro, cuando un miembro de los servicios de seguridad le propuso al General Della Chiesa torturar a un detenido que parecía saber mucho, le respondió con palabras memorables: «Italia puede permitirse perder a Aldo Moro. No, en cambio, implantar la tortura».
No fue de esta manera en nuestro país: a los delitos de los terroristas, las Fuerzas Armadas respondieron con un terrorismo infinitamente peor que el combatido, porque desde el 24 de marzo de 1976 contaron con el poderío y la impunidad del Estado absoluto, secuestrando, torturando y asesinando a miles de seres humanos.
Nuestra Comisión no fue instituída para juzgar, pues para eso estan los jueces constitucionales, sino para indagar la suerte de los desaparecidos en el curso de estos años aciagos de la vida nacional. Pero, después de haber recibido varios miles de declaraciones y testimonios, de haber verificado o determinado la existencia de cientos de lugares clandestinos de detención y de acumular más de cincuenta mil páginas documentales, tenemos la certidumbre de que la dictadura militar produjo la más grande tragedia de nuestra historia, y la más salvaje. Y, si bien debemos esperar de la justicia la palabra definitiva, no podemos callar ante lo que hemos oído, leído y registrado; todo lo cual va mucho más allá de lo que pueda considerarse como delictivo para alcanzar la tenebrosa categoría de los crímenes de lesa humanidad. Con la técnica de la desaparición y sus consecuencias, todos los principios éticos que las grandes religiones y las más elevadas filosofías erigieron a lo largo de milenios de sufrimientos y calamidades fueron pisoteados y bárbaramente desconocidos.
Son muchísimos los pronunciamientos sobre los sagrados derechos de la persona a través de la historia y, en nuestro tiempo, desde los que consagró la Revolución Francesa hasta los estipulados en las Cartas Universales de Derechos Humanos y en las grandes encíclicas de este siglo. Todas las naciones civilizadas, incluyendo la nuestra propia, estatuyeron en sus constituciones garantías que jamás pueden suspenderse, ni aun en los más catastróficos estados de emergencia: el derecho a la vida, el derecho a la integridad personal, el derecho a proceso; el derecho a no sufrir condiciones inhumanas de detención, negación de la justicia o ejecución sumaria.
De la enorme documentación recogida por nosotros se infiere que los derechos humanos fueron violados en forma orgánica y estatal por la represión de las Fuerzas Armadas. Y no violados de manera esporádica sino sistemática, de manera siempre la misma, con similares secuestros e idénticos tormentos en toda la extensión del territorio. ¿Cómo no atribuirlo a una metodología del terror planificada por los altos mandos? ¿Cómo podrían haber sido cometidos por perversos que actuaban por su sola cuenta bajo un régimen rigurosamente militar, con todos los poderes y medios de información que esto supone? ¿Cómo puede hablarse de «excesos individuales»? De nuestra información surge que esta tecnología del infierno fue llevada a cabo por sádicos pero regimentados ejecutores. Si nuestras inferencias no bastaran, ahí están las palabras de despedida pronunciadas en la Junta Interamericana de Defensa por el jefe de la delegación argentina, General Santiago Omar Riveros, el 24 de enero de 1980: «Hicimos la guerra con la doctrina en la mano, con las órdenes escritas de los Comandos Superiores» . Así, cuando ante el clamor universal por los horrores perpetrados, miembros de la Junta Militar deploraban los «excesos de la represión, inevitables en una guerra sucia» , revelaban una hipócrita tentativa de descargar sobre subalternos independientes los espantos planificados.
Los operativos de secuestro manifestaban la precisa organización, a veces en los lugares de trabajo de los señalados, otras en plena calle y a la luz del día, mediante procedimientos ostensibles de las fuerzas de seguridad que ordenaban «zona libre» a las comisarías correspondientes. Cuando la víctima era buscada de noche en su propia casa, comandos armados rodeaban la manzanas y entraban por la fuerza, aterrorizaban a padres y niños, a menudo amordazándolos y obligándolos a presenciar los hechos, se apoderaban de la persona buscada, la golpeaban brutalmente, la encapuchaban y finalmente la arrastraban a los autos o camiones, mientras el resto de comando casi siempre destruía o robaba lo que era transportable. De ahí se partía hacia el antro en cuya puerta podía haber inscriptas las mismas palabras que Dante leyó en los portales del infierno: «Abandonad toda esperanza, los que entrais».
De este modo, en nombre de la seguridad nacional, miles y miles de seres humanos, generalmente jóvenes y hasta adolescentes, pasaron a integrar una categoría tétrica y fantasmal: la de los Desaparecidos. Palabra - ¡triste privilegio argentino! - que hoy se escribe en castellano en toda la prensa del mundo.
Arrebatados por la fuerza, dejaron de tener presencia civil. ¿Quiénes exactamente los habían secuestrado? ¿Por qué? ¿Dónde estaban? No se tenía respuesta precisa a estos interrogantes: las autoridades no habían oído hablar de ellos, las cárceles no los tenían en sus ¦ldas, la justicia los desconocía y los habeas corpus sólo tenían por contestación el silencio. En torno de ellos crecía un ominoso silencio. Nunca un secuestrador arrestado, jamás un lugar de detención clandestino individualizado, nunca la noticia de una sanción a los culpables de los delitos. Así transcurrían días, semanas, meses, años de incertidumbres y dolor de padres, madres e hijos, todos pendientes de rumores, debatiéndose entre desesperadas expectativas, de gestiones innumerables e inutiles, de ruegos a influyentes, a oficiales de alguna fuerza armada que alguien les recomendaba, a obispos y capellanes, a comisarios. La respuesta era siempre negativa.
En cuanto a la sociedad, iba arraigándose la idea de la desprotección, el oscuro temor de que cualquiera, por inocente que fuese, pudiese caer en aquella infinita caza de brujas, apoderándose de unos el miedo sobrecogedor y de otros una tendencia consciente o inconsciente a justificar el horror: «Por algo será», se murmuraba en voz baja, como queriendo así propiciar a los terribles e inescrutables dioses, mirando como apestados a los hijos o padres del desaparecido. Sentimientos sin embargo vacilantes, porque se sabía de tantos que habían sido tragados por aquel abismo sin fondo sin ser culpable de nada; porque la lucha contra los «subversivos», con la tendencia que tiene toda caza de brujas o de endemoniados, se había convertido en una represión demencialmente generalizada, porque el epiteto de subversivo tenía un alcance tan vasto como imprevisible. En el delirio semántico, encabezado por calificaciones como «marxismo-leninismo», «apátridas» , «materialistas y ateos» , «enemigos de los valores occidentales y cristianos» , todo era posible: desde gente que propiciaba una revolución social hasta adolescentes sensibles que iban a villas-miseria para ayudar a sus moradores. Todos caían en la redada: dirigentes sindicales que luchaban por una simple mejora de salarios, muchachos que habían sido miembros de un centro estudiantil, periodistas que no eran adictos a la dictadura, psicólogos y sociólogos por pertenecer a profesiones sospechosas, jóvenes pacifistas, monjas y sacerdotes que habían llevado las enseñanzas de Cristo a barriadas miserables. Y amigos de cualquiera de ellos, y amigos de esosamigos, gente que había sido denunciada por venganza personal y por secuestrados bajo tortura. Todos, en su mayoría inocentes de terrorismo o siquiera de pertenecer a los cuadros combatientes de la guerrilla, porque éstos presentaban batalla y morían en el enfrentamiento o se suicidaban antes de entregarse, y pocos llegaban vivos a manos de los represores.
Desde el momento del secuestro, la víctima perdía todos los derechos; privada de toda comunicación con el mundo exterior, confinada en lugares desconocidos, sometida a suplicios infernales, ignorante de su destino mediato o inmediato, susceptible de ser arrojada al río o al mar, con bloques de cemento en sus pies, o reducida a cenizas; seres que sin embargo no eran cosas, sino que conservaban atributos de la criatura humana: la sensibilidad para el tormento, la memoria de su madre o de su hijo o de su mujer, la infinita verguenza por la violación en público; seres no sólo poseídos por esa infinita angustia y ese supremo pavor, sino, y quizás por eso mismo, guardando en algún rincón de su alma alguna descabellada esperanza.
De estos desamparados, muchos de ellos apenas adolescentes, de estos abandonados por el mundo hemos podido constatar cerca de nueve mil. Pero tenemos todas las razones para suponer una cifra más alta, porque muchas familias vacilaron en denunciar los secuestros por temor a represalias. Y aun vacilan, por temor a un resurgimiento de estas fuerzas del mal.
Con tristeza, con dolor hemos cumplido la misión que nos encomendó en su momento el Presidente Constitucional de la República. Esa labor fue muy ardua, porque debimos recomponer un tenebrosos rompecabezas, después de muchos años de producidos los hechos, cuando se han borrado liberadamente todos los rastros, se ha quemado toda documentación y hasta se han demolido edificios. Hemos tenido que basarnos, pues, en las denuncias de los familiares, en las declaraciones de aquellos que pudieron salir del infierno y aun en los testimonios de represores que por oscuras motivaciones se acercaron a nosotros para decir lo que sabían.
En el curso de nuestras indagaciones fuimos insultados y amenazados por los que cometieron los crímenes, quienes lejos de arrepentirse, vuelven a repetir las consabidas razones de «la guerra sucia» , de la salvación de la patria y de sus valores occidentales y cristianos, valores que precisamente fueron arrastrados por ellos entre los muros sangrientos de los antros de represión. Y nos acusan de no propiciar la reconciliación nacional, de activar los odios y resentimientos, de impedir el olvido. Pero no es así: no estamos movidos por el resentimiento ni por el espíritu de venganza; sólo pedimos la verdad y la justicia, tal como por otra parte las han pedido las iglesias de distintas confesiones, entendiendo que no podrá haber reconciliación sino después del arrepentimiento de los culpables y de una justicia que se fundamente en la verdad. Porque, si no, debería echarse por tierra la trascendente misión que el poder judicial tiene en toda comunidad civilizada. Verdad y justicia, por otra parte, que permitirán vivir con honor a los hombres de las fuerzas armadas que son inocentes y que, de no procederse así, correrían el riesgo de ser ensuciados por una incriminación global e injusta. Verdad y justicia que permitirán a esas fuerzas considerarse como auténticas herederas de aquellos ejércitos que, con tanta heroicidad como pobreza, llevaron la libertad a medio continente.
Se nos ha acusado, en fin, de denunciar sólo una parte de los hechos sangrientos que sufrió nuestra nación en los últimos tiempos, silenciando los que cometió el terrorismo que precedió a marzo de 1976, y hasta, de alguna manera, hacer de ellos una tortuosa exaltación. Por el contrario, nuestra Comisión ha repudiado siempre aquel terror, y lo repetimos una vez más en estas mismas páginas. Nuestra misión no era la de investigar sus crimenes sino estrictamente la suerte corrida por los desaparecidos, cualesquiera que fueran, proviniesen de uno o de otro lado de la violencia. Los familiares de las víctimas del terrorismo anterior no lo hicieron, seguramente, porque ese terror produjo muertes, no desaparecidos. Por lo demás el pueblo argentino ha podido escuchar y ver cantidad de programas televisivos, y leer infinidad de artículos en diarios y revistas, además de un libro entero publicado por el gobierno militar, que enumeraron, describieron y condenaron minuciosamente los hechos de aquel terrorismo.
Las grandes calamidades son siempre aleccionadoras, y sin duda el más terrible drama que en toda su historia sufrió la Nación durante el periodo que duró la dictadura militar iniciada en marzo de 1976 servirá para hacernos comprender que únicamente la democracia es capaz de preservar a un pueblo de semejante horror, que sólo ella puede mantener y salvar los sagrados y esenciales derechos de la criatura humana. Unicamente así podremos estar seguros de que NUNCA MÁS en nuestra patria se repetirán hechos que nos han hecho trágicamente famosos en el mundo civilizado".

ERNESTO SÁBATO


lunes, 17 de septiembre de 2012

Intensa, una de película.

Intensa, ese sería el nombre si mi vida fuera una película...
Hoy puedo ser una comedia, mañana un melodrama, pasado un documental y los días siguientes una de terror (con Béla Lugosi y todo), una erótica o un dramón, aunque a veces todas se combinan en un mismo día... Ahora entienden el por qué del nombre? Creo que mi excesiva cantidad de cine desde pequeña me ha convertido en lo que soy, una actriz de la ostia... Y con estilo propio. Nada de manito a la cabeza y fingido desmayo cuando todo anda mal, en esas parezco más Rambo, cuchillo entre los dientes y cara pintada.
Podría decir que me dirige Tarantino, que soy Uma Turman bailando y al momento siguiente puedo transformarme en Poison Ivy. En cuanto a las relaciones Sweet November podría ser una buena descripción de lo que suele suceder... Un mes. Entrañable. Dulce. Pero breve. Aunque me encantaría vivir una historia como la de The time traveler´s wife o una saga interminable de vampiros...
También como, rezo y amo. 
Mi vida no se compara en nada con la de Frida (bueno, pinto y amo la frase "para qué quiero pies si tengo alas para volar", pero nada más). Forrest Gump parezco cuando salgo corriendo para ir al laburo, pero llego y paro! Y tengo escondido por ahí algo de Náufrago, pero en vez de hablarle a Wilson le hablo a Cata la gata... Reconozco que tengo mucho de Memento, sobre todo porque mi cartera está llena de papelitos con anotaciones, mi celular también. Cuando me operé pensé todo el tiempo en Awake, pero la verdad no me acuerdo de nada, dormí como La Bella Durmiente...
A veces no sé si soy Verbal Kint o Keyser Söze (o al revés), en donde todo lo que afirmo es todo lo que niego y estoy todo el tiempo autoconvenciéndome de que "el mejor truco del diablo es hacer creer que no existe"
Puteo como Tony en Scarface, no sé nadar gracias a Tiburón. Soy Dorothy en el Mago de Oz aunque tenga más de 30 pares de zapatos mágicos. En auto soy Dominic Toretto, aunque más que eso me gustaría tenerlo de copiloto, y en bici puedo volar como ET, vos podés? te propongo algo: Catch me if you can...


                                                                                                    O no!... Jim

viernes, 7 de septiembre de 2012

Ejercicio de sincericidio...

Quién nunca se rió antes de preguntarle si estaba bien a la mina que estaba caminando adelante y que, por hablar por teléfono se pegó flor de golpe cuando se torció el pié y cayó de culo al piso?

Quién no empezó a hacer la cola en el súper buscando la que era más corta y se quedó mirando la otra con cara de perrito triste porque a pesar de que era más larga y la gente llevaba más cosas, el cajero era más piola y quería sacarse la gente de encima rápido?

Quién no dijo nunca "esa ropa horrible que se usa este invierno no me la voy a comprar nunca" y a la semana se puso los pantalones nevados mirándose al espejo y diciendo "me quedan lindos, al final, no está tan mal". "Las botas con punta redonda son un asco" (ya me compré dos pares)...

Quién no se murió de vergüenza al llevar el frasco con pis para hacerse análisis? Ah no lo envolviste en diez mil papeles y adentro de una bolsa? Qué te da vergüenza también comprar preservativos o tampones?

Quién no se murió de vergüenza cuando lo llamaron para cantar en un cumple en el karaoke y después terminó siendo el alma de la fiesta cuando sonaba "Azul" de Cristian Castro... O peor, quién no se hizo la estrella cantando con micrófono improvisado (léase control remoto) frente al espejo después de bañarse y bailando como Michael Jackson?

Quién no guardó las fotos con su novio hasta que se peleó y después se tomó la tarde para meterlas en una cajita y revoleárselas por la cabeza?

Quién dijo el Twitter no lo voy a usar nunca y ahora no se desprende de su BB? O, quién es capaz de levantar la mano para decir yo no tengo cuenta en Facebook porque eso sería perder la intimidad pero al rato se mete a chusmear fotos en la cuenta de otro para ver cómo está Marita la compañerita del secundario que se hizo las lolas el mes pasado?

Quién no dijo "en 5 estoy" y llegó al casamiento después de que los novios dieran el sí?

Quién no dijo un lunes, después de una tremenda borrachera, no tomo más?

Qué fumador puede tirar la piedra y decir "nunca dije que quería dejar"?

También están las mujeres que dicen "yo nunca fingí un orgasmo" o los hombres que "es la primera vez que les pasa" pero ese es un tema en el cual no me voy a meter (al menos hoy)...

Quién nunca dijo no queriendo decir sí, o nunca dijo sí queriendo decir no? (ojo mujeres con lo que van a responder eh!)

Quién no dijo "yo no lloro más, y si se quiere ir que se vaya" emulando a Mimí Maura y a los diez minutos agarró el teléfono y, llorando, llamó a su príncipe encantador pidiéndole que vuelva?

Quién no dijo "segundas partes nunca fueron buenas" y se clavó tres domingos seguidos mirando El señor de los anillos, Eclipse, Star Wars, Saw I, II, III, IV, V, VI, VII, etc...?

Quién nunca dijo "no se puede" sin ni siquiera haberlo intentado?

Quién nunca dijo "nunca me voy a olvidar de vos" y al mes estaba saliendo con la prima del compañero de la facu y cuando la fulana pasaba por al lado ni la saludaba?

Quién nunca fue a buscar algo a algún lado y al llegar se había olvidado para qué había ido?

Quién nunca dijo "de este agua no he de beber"... y se terminó tomando hasta el agua de la fuente?



Vos? Callate! No te creo! Jim

miércoles, 5 de septiembre de 2012

El Hombre es simple, hasta...

¿Quién dijo que son difíciles?
Tardé en darme cuenta, mucho tiempo estuve pensando en que eran complicadísimos, hasta que me llegó el momento revelador de poder afirmar: son simples!

A lo que nosotras llamamos
Tierna feta de lomito de la Pampa, rebozada en una lluvia de pan, salteada en aceite”
ellos le dicen simplemente: Milanesa
Nosotras nos matamos con unas Gambas "a la tempura"
Ellos piden: Dame una porción de rabas!
(N) Papas Bouchon
(E) Salen unas papas al horno con mostaza!

Antes que el Sushi dales un cacho de asado, o un chori de cancha, de esos que te arma el viejo que acaba de volver del baño en donde vos después corroborás que no tenía agua...
No se fijan si el marrón va con el negro o no... Las zapas le quedan cómodas? listo!
Se encuentran con un amigo que hace mil años no ven y ni se calientan en preguntarles si está todo bien con la cuñada, no le comentan si alguien habló mal de ellos, no les dicen che qué flaquito estás! ni nada de eso...

"Los hombres disfrutan más de los objetivos y las mujeres del trayecto, por eso a los hombres les resulta más simple dar vueltas las páginas de la vida" Pilar Sordo.
Con tal afirmación van a entender lo siguiente:
Si preparan un asado (comida típica de machos) no lo hacen como nosotras, no les importan ni a ensalada ni el postre, sólo que tenga chimi, un buen vino y esté afilado el cuchillo (los hombres comen carne y nada más, la mayonesa es para las minas!).
En la preparación de la carne la mujer sala, pone una fuente con las cosas que va a necesitar; el hombre se sienta con un vinito y cuando la mina llega con la carne, él la tira a la parrilla y se vuelve a sentar con el vinito... (para el hombre la carne se sala en la parrilla)
El punto de la carne es otro tema: Que se está quemando? Naaa, el macho deja pasar la carne porque la mujer se vive quejando de que 'está muy jugosa', de que 'ésto está crudo!', o porque le dice que 'la deje en la parrilla dos minutos más', ellos creen que si fuera por las mujeres en vez de carne terminarían comiendo carbón! o una carne tan tiernita como la suela de un zapato caminado, mojado y secado al sol!
¿Platos? Naaaaaaa, el hombre come de la tabla, o a lo sumo en el pan. Servilletas? No! Usan los dedos y se los limpian en el pantalón!

Para lo único que es complicado un hombre es para el final de una relación.
La mujer, para cortar, ya hizo el duelo por lo menos 3 meses antes, pensó las posibles pérdidas, evaluó las posibles reacciones, yo diría que hasta eligió y acomodó mentalmente los muebles en el futuro departamento...
En cambio el hombre se complica más: o no deja (cuando es él el que ya no aguanta la relación) por miedo al "qué pasará después"... O, tira y tira hasta dónde y cuándo dé, como para no lastimar al otro, para no verlo sufrir, o como para no quedar como un hijo de puta...

Asumilo, si dejás es por algo, y si te dejan también!
Es tan simple como eso!!

                                            Jim. Al pan, pan y al Fernet, Coca!


lunes, 13 de agosto de 2012

Draculinos

Existen en este Blog como muchas, muchas entradas (visitas) hechas desde Rumania, eso llama poderosamente mi atención. Quisiera ponerme en contacto con Drácula (o con la mujer de Drácula). Eso sería un acontecimiento inolvidable para mi, posta, fuera de (?)!

Dale, copate y contestame!

Gracias, Jim

domingo, 12 de agosto de 2012

I'm from Wonderland



Nunca pierdas el rumbo... 
Y como dijo el gran Saint Exupéry (el papá del Principito) se lo dedico a todos ustedes, cuando eran niños. La gente grande a veces no se acuerda que lo fue. Por suerte yo todavía sigo a mi Conejo Blanco.
Bien sabido es que tienes tú un día del niño.
Imagínate uno solamente al año, ahhh! pero te quedan 364 días de NO días del niño, precisamente son los que celebramos aqui.
¡Entonces también es mi día hoy!
¿De veras? Ay! Qué pequeño es este mundo!

Jim, from Wonderland



viernes, 10 de agosto de 2012

Qué hacer para caerles bien... O qué no hacer! - Lecciones para Hombres

Primero y principal, si la ves por primera vez, no hables del PES, ni de la Play ni de lo boludos que son cuando se juntan los jueves con tus amigos jugando a los jueguitos. PROHIBIDO para mayores de 25.
No hagas demasiadas cosas, no seas taaaaan caballero, un poco sí, pero no abuses. NO HAGAS NADA QUE NO VUELVAS A REPETIR A DIARIO...
Si tenés anteojos, que no sean culo de botella, y si los tenés que usar sí o sí porque no ves a la mina que tenés a 50 cm, al menos no hables de física o matemáticas o de computación...
Demostrá que podés ser el Príncipe que la rescate ante algún infortunio, pero no te agarres a trompadas con el flaco del kiosco porque te dio mal el vuelto, no te hace ver más macho... Sólo demostrá que podés.
Escuchá lo que te dice! No la interrumpas con pavadas, prestá atención. No te cuelgues mirando el pato a la mostaza que se están comiendo al lado, mucho menos mirando el partido si es que en ese lugar hay tele... (Si lo hay y es el lugar en donde fueron a comer por primera vez, es que sos un rata... Es preferible - y mucho - el pancho en la plaza) Acordate (aunque de memoria) algún detalle, no algo grande... Una boludez, y repetísela en algún momento. Va a pensar que la escuchaste en serio...
No le mires el culo o las tetas todo el tiempo, la mina tiene ojos, dos. De vez en cuando sí, pero tratá de no caer en el baboso!
Si se te da por contar chistes, no seas grosero, no te mandes una de albañil. No des vergüenza.
Si van a bailar no te hagas el gran danzarín, tampoco hagas el pasito de WMCA, da viejo choto (ya lo hablamos en la de Piratas), la guitarra que la toque el que grabó el CD, no vos haciendo mímica en la guitarra invisible de la Mujer Maravilla...
La rusticidad ayuda, bastante, pero no abuses sacándote la cera del oído con la llave del auto, no es sexy.
Es preferible que seas natural, que hablen de cosas comunes, abrile un poco la puerta, pero no le des la llave (no todavía, tampoco abuses). Si usás crema para dormir NO SE LO CUENTES!! Si llamás colorado al color rojo podés llegar a caer en un abismo, palabras como rouge, o conocer sobre marcas de esmalte de uñas ya es la decadencia.

Por favor, nos gustan sexy pero guarros, dulces pero ácidos, delicados pero de mano dura, charlatanes pero callados... ¿Entendiste o volvemos a empezar?, si no, leé "Después de leerlo cambiás de opinión"

Éste es mi aporte, yo más no puedo...

Jim (la que quería darte una mano)

jueves, 9 de agosto de 2012

Si te da excusas... llamalo Morgan

Reinventado a Descartes digo "pienso, luego escribo..."  Y hoy pensé en las excusas que da la gente en general, y luego me reservaré algunas para el final, para vos, que estás felizmente casad@...

¿Quién no dijo alguna vez "se me parte la cabeza" cuando no quería aceptar la invitación de aquel gentil, pero insoportable hombre que insistía en la invitación por décima vez?
¿Quién no dijo "no sabés lo que era el tráfico" cuando llegaba tarde a una reunión de trabajo súper importante?
O no dijiste "habíamos quedado a las 9, no a las 10, fui y te esperé 40 minutos!, obviamente me fui!"
Otras excusas oídas por ahí "Mamá me llamó Amelia, no sabés, está con una indigestión tremenda, ya se desmayó dos veces y los padres tienen que irse a un casamiento! Me quedo a dormir en su casa! Ah y para colmo: se le rompió el teléfono... Pobre!" y ahí no más, la pequeña parte raudamente para la casa del niño que la hará feliz.

Hay excusas para beber, excusas para juntarse, excusas para salir... Con respecto a la primera, nunca falta quien meta la excusa de la borrachera cuando se quiso levantar a su mejor amiga cuando salieron el viernes. "Disculpame, en realidad estaba tan borracho que no sabía lo que decía" Enfrentalo! Si siempre te la quisiste comer!

Cuando no te quieren atender, lo más escuchado es: "ya te llamo, estoy en una reunión"
Los flacos dicen "No creo que pueda ir, me surgió algo en la oficina, lo dejamos para la semana que viene?", "No me llegó ningún mensaje!", "Nunca me sonó el celular! estás segura de que me llamaste a mi?" O la famosa transmisión de pensamiento "Justo te iba a llamar..." Sí, claro... y yo me chupo el dedo!

Los novios (en breve ex) repiten al cansancio "me parece que no es el momento de hablar de eso otra vez..." Y las más usadas al momento de que seas la EX "Es mejor que terminemos ahora porque me estoy enamorando de vos y no quiero sufrir mas adelante..." o "No sos vos! soy yo... Vos sos una mina bárbara" Y si soy bárbara por qué mierda no te quedás conmigo pedazo de idiota!?

Y por fin llegamos a la parte interesante del tema. Las excusas del infiel... (no teman, no daré nombres)
"Tengo un velorio"... No abuses, no mates a todos los parientes de tus mejores amigos.
"Mañana es el cumple de Pablo, vamos juntos!, pero hoy a la noche es salida de chicos solos. Es mi mejor amigo, no lo voy a dejar a pata" Mentiiiiiiiiiiiiiiiiiiira!
 Otras excusas pueden relacionarse con días fijos, como partidito los jueves, poker los martes a la noche, pesca los fines de semana largos. Ni hablar si sos médico! pero bueno, ahí tenés un "Doctorado", qué te voy a poder decir yo...

A vos mentiroso patán excusador voy a darte un par de tips para que no hagas sufrir a tu mujer, ya que si lo vas a hacer, HACELO BIEN!

Acordate de las mentiras y excusas que ponés o decís! y si no podés, tomá Fosfovita, va a ayudarte a recordar las gansadas que dijiste.

No agendes a Marita como Marita la tetona, ponele Cacho el Mecánico, tu mujer no va a sospechar, salvo que Cacho quiera que se la metas hasta el cuello... ¿qué. la llave inglesa?

Eliminá los mails, o si querés hacerla mejor, hacete una cuenta paralela (como lo hizo Juan Ignacio Pons - Léase Facebook, usos y costumbres -varios capítulos-)

No te quieras hacer el canchero contándoles a todos a quién te estás comiendo. Nunca se sabe cuando ese amigo puede querer comerse a tu mujer...

Podés, en una noche de lujuria total, llegar a tu casa y cuando tu mujer te pregunte dónde estuviste decirle descaradamente "Reventándome con una mina, no sabés lo buena que estaba! cuidado mañana cuando quieras pasar por la puerta, agachate, digo porque por ahí no pasás por los cuernos!" Eso hará que tu mujer no sospeche y se vuelva a dormir...

No te busques como amante una mina bardera... Date el tiempo para conocerla y ver que onda, porque por más buena que esté, si habla... SE TE ARMA!

Y si ya está todo perdido porque te encontró en tu propia cama con una mina, ya fué, salí con cosas como:
"No es lo que estás pensando... es mucho mejor!"
"Mirá lo que encontré en la cama!"
"Ella me obligó"
"Tranquila, la pagué con mis ahorros"
"No se pongan mal, hay suficiente para todas"

Total... PERDIDO POR PERDIDO...

Continuará...
Jim (llena de Morgan´s, casi transformada en una Anne Bonny)

Salvo que seas uno de éstos, NO HAY CHANCE, no hay perdón!

lunes, 30 de julio de 2012

Cómo ser el titán de las películas

Tengo tanto cine encima que son pocas las películas que me sorprenden en argumento, y eso que no hablo de las XXX, que siempre acaban igual (?). Hablo, sobre todo, de géneros como el terror, la acción, el cine catastro (esas que mirás un sábado a la tarde cuando, evidentemente, no tenés otra cosa que hacer...)

En toda peli de artes marciales, por ejemplo, de esas de Jackie Chan, no importa si tus enemigos son muchos, tenés que estar seguro de que te van a atacar de a uno, mientras los otros esperan, con cara de malo, a que vayas acabando con sus compañeros.

Si estás en una peli al estilo Glee, o High School Musical, y te ponés a bailar en la calle cuando está lleno de gente, vas a notar que todos los que andan por ahí caminando, trabajando o comprando ropa saben la coreografía! Y ni hablar que todo el mundo va a ritmo.

En cualquier película de ciencia ficción o catastro (hasta en pelis como Señales) si no sabés qué pasa afuera, prendé la tele que seguro, pero seguro, seguro, están dando la noticia en el canal que lo prendas, si fuera Telefé no estarían dando ni Los Simpson ni Casado con hijos!

En todo policial que se precie, si están buscando un asesino, deberán visitar, como mínimo, un club de striptease. El Jefe de Policía, por lo general, va a ser negro, y el que va a resolver el crimen va a ser el poli que destituyeron y le prohibieron acercarse al caso (?). Si vos sos el que escapa, metete por cualquier cuadra, que seguro hay un desfile por el 4 de Julio o San Patricio (no importa la época del año), igual que si tenés que pasar desapercibido entre alemanes o rusos, no es necesario que sepas el idioma, con sólo tener el acento bastará para que nadie lo note.

Otro lugar excelente para esconderse es el conducto de ventilación. Ahí nadie te va a ir a buscar, además sirve para que te muevas de un lugar a otro y para que escuches lo que "justo" necesitás oír.

Es sabido ya que todos los perros van al cielo, pero salvo en esa, en Marley y yo, y en alguna otra, los perros son inmortales, así que no te preocupes, que a pesar de que se destruya la casa, en una horita o lo que quede de film, va a salir corriendo como un campeón, saltando desde alguna escalera en slow motion...

Después encontramos clásicos en todo género como llevar una bolsa de supermercado de la cual salga una baguette envuelta en papel blanco. Cualquiera aprende con un par de instrucciones que llegan desde un auricular, a pilotear un avión. Es bien sabido que tenés que asegurarte de matar de dos o tres tiros al malo porque cuando ya estás abrazando a quien rescataste se levanta. También que si tirás un pucho cerca de un auto éste explota. Que el más experto de los tiradores erra más de veinte tiros y vos sin saber agarrar un arma sos un experto haciendo blanco, y si tirás veinte tiros, no importa que te quedes sin balas, siempre vas a tener de dónde sacarlas aunque vayas desnudo. La que se pinta los labios, por más que se tire a la pileta o de más de doscientos besos, nunca se le va a correr el color.
Lo que tengas en el bolsillo siempre será el importe exacto para pagar el taxi que te tomaste y toda bomba va a tener un reloj con números rojos que indique el tiempo que te queda para que explote.

En toda película de fantasmas la mujer escuchará ruidos y bajará a investigar en ropa interior sugerente, excepto, claro está, en Mingo y Anibal contra los fantasmas, que es Minguito el que sale con un camisón del 1800 y una vela... Y si lo que estaba era soñando, se despertará sentándose de golpe en la cama y estará sudorosa y agitada (?)

Es típico de tipos como Schwarzenegger o Dwayne Johnson no padecer durante las peleas, pero poner cara de dolor cuando las mujeres co-protagonistas les limpian las heridas.


Y lo que más me gusta de todo ésto es que en toda películas de terror adolescente siempre hay un lindo, una trola, un grandote, un nerd y una chica bien. El más rudo es el que muere primero, el lindo es el que va a salir con la chica bien, pero aunque se maten chapando en cuanto rincón encuentren, no van a concretar porque él va a morir y ella, como es la virgen, va a ser la única sobreviviente del día trágico.


Mmm vos no llegás al final no?
No te preocupes, yo tampoco -soy la nerd (?)-
Jim

martes, 24 de julio de 2012

La paja en el ojo, la raya del culo o el ojo en la paja (?)


"La paja en el ojo ajeno" es la historia inconclusa de un Pelotudo medio, amigo (que no es lo mismo que un pelotudo medio amigo) que anda sin dejar rastro. La última vez que escribió estaba perdido, parece que fue literal la cosa, pero la pérdida la sufrimos todos (y a las perdidas las gozan algunos, pero no viene al caso), por lo tanto me propuse releer y ver si la puedo terminar (a mi modo “casi opuesto”, claro está)

Estaba escribiendo sobre la mirada inquisidora de un idiota que la va de guacho pija, en este caso no se entiende si el guacho pija es un amigo del pelotudo o el pelotudo se aggiornó (o se "ayiornó", para darle continuidad  y cohesión al texto) y le entró por, además de ser pelotudo, ser una especie de juez sin parte.
El tipo éste es un criticón que siempre ve la paja en el ojo ajeno. O sea, él es un campeón, un crack, un güiner, un genio de la vida –el muy idiota saca tips de idiotas del calibre de un Claudio María Domínguez, ponele- y los demás son todos unos pelotudos. Mira al resto del mundo por encima del hombro porque se cree un guacho pija. Y escruta, interpela, juzga –prejuzga, en rigor, porque nunca juzga con elementos de prueba-, descalifica, desprecia, veta, tacha… siempre con la perita para arriba y el índice erecto, listo para señalar y sermonear. Sí, el tipo éste es un criticón que siempre ve la paja en el ojo ajeno. Es un pajero, o sea. Un pajero.
Un suponer: el pajero cagaría a boleos en el culo a todos los pobres diablos que pelan medio culo cada vez que se agachan. Los llama enfermos de Síndrome de Plomero y los cagaría a boleos en el culo para dejarles la marca de la punta de su bota derecha justo ahí, en la naciente de la raya del ojete. El moretón sería un estigma, dice, y se ceba: sería como una cruz en la frente de una pecadora.

Y después de leerlo me quedé con esto: la raya del culo... He realizado un exhaustivo análisis del tema. Puedo decir que lo he investigado, estudiado, examinado, observado, comparado, sondeado, husmeado, tocado (?) y me las he rebuscado para segur explorando, realizando así una tesis de tres tomos que no viene al caso, La resumo un poco.
La hombría y la raya del culo
 Es de hombre "andar con los pantalones bien puestos" o andar por la vida medio suelto pero a la hora de tomar algunas decisiones "ponerse los pantalones" (en su lugar) pero parece que los pibitos año 2000 (?) no entienden de cosas de machos, prefieren ir por la vida mostrando sus cachas (que por cierto no todas son lindas, es más, la mayoría son peludas y descarnadas), asumiendo esa vieja frase como literal "bajarse los pantalones" y digo literal porque los "saggy", a como se le llama esta "moda", vienen de una tradición yanqui, pero no de la que te gustaría, esa que te muestra como el Quarterback del equipo ganador de la Prepa (?) que tiene 25 minas al rededor y usa los pantalones a la rodilla... Cuenta la leyenda urbana que lo pantalones los empezaron a usar así los yanquis pero en la cárcel! y precisamente ahí es donde aparece la literalidad (?) de la frase, ya que lo hacían para ceder en condiciones poco honrosas... Ya lo decía Elvis ♫ "You're the cutest jailbird I ever did see. I sure would be delighted with your company, come on and do the Jailhouse Rock with me." Let's rock, everybody, let's rock. ♫ Quieren Rock!

Bueno, dicho todo ésto, vuelvo al Pelotudo medio (o al amigo medio pelotudo) y digo, increíblemente, Alcoyana, Alcoyana... Capri, Capri! Yo también les metería una patada en el culo! Es que me lo dejan tan a la vista que me tientan!

El Pelotudo y Jim
(qué esperabas!? Soy mujer! Era obvio que me iba a ir por las ramas)

La parte de "el ojo en la paja ajena" quedó como un poco colgada, pero para que eso no pase digamos que estaría bueno que venga a destaparte la cañería un plomero con el lomo de Cristiano con uno de eso pantalones, no?



Para vos también hay! Mierda, carajo!



jueves, 19 de julio de 2012

El corazón sobre todo

   Sé que el sufrimiento es parte de la vida, pero decidí no sufrir más gratis. No me lo merezco, Creo que nadie lo merece.
   Siempre creí que el pensamiento coordinaba nuestra vida. Coordinaba mi vida. Qué hacer, qué decir, cómo se sentirá el otro si digo tal o cual cosa, cómo se sentirá el otro si no digo... Pero si seguía así iba a terminar mandándome deberes para casa (?) Decidí que mi pensamiento no tiene que mandarme, no debe gobernarme, entendí que no es mi jefe, y que no es él quien paga mi factura de la luz. Entendí que, como personas, tenemos que poder con eso.
   No me gusta vivir quejándome, dejar una halo negativo por donde voy, y mucho menos quedarme con algo en la cabeza dando vueltas como calesita.

   Es por eso que decidí hacer el esfuerzo y lograr que mis lamentos y mis reclamos no duren más de veinticuatro horas. No permito más que eso. Claro que me quedo mal, que pierdo la paciencia, pierdo la fe, la voluntad, me rompe los huevos, pierdo el camino y hasta, a veces, la esperanza. Claro que sí, pero ahora, después de mucho sufrir... me lo permito sólo 24 horas.
   Después llamo a las cosas de nuevo. Por qué? Porque tenemos que creer. Porque siempre hay una salida. Siempre. Siempre hay una mirada nueva sobre todo lo que pasa, sobre todo lo que nos pasa. Siempre hay un nuevo camino y yo, como siempre (después de las 24 horas, claro está) estoy dispuesta a caminarlo.

Por qué? Porque prefiero creer que se puede. 
Porque quiero que medie el corazón entre tanta sinapsis.
Jim
  ♫ Recorde todo, especialmente el corazón,
el corazón sobre todo...
Todo lo llevo perfecto, lo que (aun) no se ha roto,
guardado aquí adentro en mi pecho izquierdo... ♪

miércoles, 18 de julio de 2012

FACEBOOK PROBLEMAS, USOS Y CONSECUENCIAS - Capítulo I

Hoy me desperté pensando seriamente en una cosa:

Las fiestas y los vestidos.

Todos saben de la alteración de hormonas que ello conlleva... Que no me gusta como me queda, que no encuentro nada que me guste, que ésto me hace muy gorda, que ésto me achata el culo... Que tengo que buscar las medias Súper mágicas, esas que te afinan la cadera, te levantan lo caído y no se te nota con la ropa (esas que después de haber gastado una fortuna en comprarlas, te das cuenta de que te quedan como el culo con las sandalias que te prestaron...)
Antes, las mujeres, cuando teníamos una fiesta importante, le pedíamos a Dios y a María Santísima también, un vestido, algo que nos quedara (más o menos), algo para zafar de la compra! Tremendo gasto que hace una sólo con las medias! Imaginate lo que vale un vestido! (eso porque no pasaron por: Mirate Mané) los zapatos! y la cartera! y ese "alguito" para ponerte arriba por si hace frío, y las sesiones de cama solar (porque esa yegua no va a estar más bronceada que yo!!!) Qué te vas a comprar un vestido!

Hasta acá todo bien, lo hacemos y los seguiremos haciendo hasta el fin de los tiempos... El problema surge cuando a esa fiesta se le suma otra fiesta la siguiente semana... Como diría el amigo GPS "Recalculando". Pedimos la lista de invitados y ahí mismo hacemos un minucioso detalle de los mismos cruzando los dedos y diciendo cual sortilegio mágico "Que no se repita, que no se repita"... Zafás! no coincide ni uno! Buenísimo, matás dos pájaros de un tiro! A dos fiestas con un mismo vestido (que tire la piedra la que no lo hizo)...
A esta altura te estarás preguntando qué mierda tiene que ver el título con esta intro... Pues bien, acá va la respuesta:
Resulta que vos vas a la fiesta de Fulanita, diviiiiiiiiiiina, te faltan 15 cm para ser toda una modelo... y a la semana siguiente vas al casamiento de Menganita, diviiiiiiiiiiina, te faltan 15 cm para ser toda una modelo (escribo lo mismo porque fuiste con la misma ropa!). Pasa el fin de semana, el lunes abrís el Face y qué te encontrás? CON QUE TE ETIQUETARON EN LAS DOS FIESTAS!! y vos de casi modelo terminas siendo la Cenicienta... Pero a las 12! cuando la carroza se le convirtió en calabaza y los corceles en ratones!

Quién habrá inventado la función "ETIQUETAR"?

Peor lo que le pasó a Pink y a Shakira!

Jim
Continuara...

sábado, 30 de junio de 2012

Dime de qué te disfrazas y te diré de qué careces...

Si hay algo que me gusta en esta vida son las fiestas de disfraces... Es una afirmación que sostengo con orgullo y sin vergüenza.
¿Será por tantas horas de danzas acumuladas?, habrá sido el gran Hugo? que, para los cierre del espectáculo nos llenaba de lentejuelas y nos metía purpurina hasta en el culo al ritmo de "One" de A chorus line, al mejor estilo Broadway?
No sé de quién es el chancho pero la culpa es toda mía (?)

Tanto como los disfraces me gustan las anécdotas sobre las fiestas en las que ellos lucen...
Siempre dicen que la que de perra se disfraza, guerra quiere... Será?

Me acuerdo el día en que en una fiesta de amigos, entraron dos locas vestidas perfectamente iguales, zapatos de taco súper alto de charol negro, medias de red, puños de camisa y cuellos blancos, y muy poco más (un body, unas orejitas y un pompón...) Una rubia, la otra morocha. Entraron a la fiesta con unos tapados negros bien largos, abajo no se veía nada, se fueron al medio de la pista como para no llamar la atención (?) y se los sacaron como uno se saca una campera cuando entra a una casa.
A partir de ahí recuerdo solamente un par de chipotes chillones de unas chapulinas, unas cachiporras de unas policías y algún que otro objeto contundente con el que las pobres conejitas tuvieron que lidiar toda la noche (estaba llena de "maridos" la fiesta y el mujeraje se sintió amenazado, imagino, aunque no entiendo todavía el por qué!) Las minas se fueron solas.

En otra oportunidad una de ellas se disfrazó de caníbal (pura piel) y también de bebota obteniendo el mismo resultado!

Recordar a esta amiga me deja en la boca esta conclusión:
Si querés divertirte, pasarla realmente genial e irte solita a tu casa, la próxima fiesta de disfraces a la que te inviten, no tengas miedo y sacá la perra que hay en vos!
Mostrate bien yegua, andá de domadora sado, de colegiala con la pollera bien cortita y la camisa atada (si no tenés tetas metele doble corpiño armado), de Gatúbela, de Marinerita de Almirante Brown total, que los tipos te ven demasiado mina, demasiado segura, y arrugan!

Ahora sí, si lo que buscás es un par de piernas que te calienten la cama, cazá el rosario, ponete la sotana y andate de monja!


Jim
(siempre muy normal)
 lamento no tener la de las dos pibitas esas

DESMITIFICANDO...

AMIGOS QUERIDOS no quiero robarles la ilusión, pero acá les paso algunos datos sobre las canciones que seguramente alguna vez han entonado sin tener la puta idea de lo que estaban diciendo...
En la canción De música ligera, de Soda Stéreo, NO dice:
YA QUE EL AMOR!! DE MUSICA LIGERA
Dice: "DE AQUEL AMOR DE MUSICA LIGERA"
En el Himno, No es: “Oh juremos POR Gloria morir", dice: “Oh juremos CON gloria morir” (y uno se preguntaba quién mierda era Gloria!!??)
Al igual que con la Canción a la Bandera, por favor, no dice AZULUNALA, se trata del color y del ala de la bandera...
No es MONOS en la costa, se trata de un dicho español en épocas de colonización mora, en donde se decía “NO HAY MOROS EN LA COSTA”. (pero acá me fui de tema, retomemos)
En el tango también encontramos: No es “Arácnido en tu pelo", es: “Hará nido en tu pelo...”
También seguro cantaron “Yo no soy tu prisionero y no tengo alma de dogor” no, no, lamento decirles que es: “y no tengo alma de ROBOT
En la Jungla de Dieguito no ruge TANTOR, sino que "ruge tanto que da tanto deseo"! Lo que pasa que la métrica y la rima a veces hace desastres (?)
Ah! otra, Faby Cantilo, reina total no te va a esperar en "las alas del mar" si no vas... lo va a hacer "en la sala del Bar!!!" (cuento con la sala del bar si no encuentro un ser huumano que me pase a buscar!!) Aunque muchos traicioneros cancioneros digan lo contrario...Piensenló, sería ilógico!
Shaky siempre nos da de comer: No dice: “Soy loca cometida, loca, loca, loca…”, sino: “soy loca con mi tigre...”
Con Miguel Mateos también encontramos: “que se juegan mis zapatos y mi foto de graduación, en... Seguramente NUNCA DIJERON un Atari! Claro, es porque tienen la cabeza quemada por la Play Station!
Y el famoso “watanericonsu” de SOPA DE CARACOL... es en realidad una fantástica frase yanqui que enuncia un: “what a very good soup!

Ah, me acordé de otra... Pero en ésta no me jugaría... Lo dejo para que lo mediten. Es Antón Pirulero o jugamos Al Don Pirulero?! 
No analfabeticemos a los niños desde gurrumines!

A lavarse los oídos... Yo los tengo atentos a sus comentarios sobre otras canciones.

Jim

lunes, 25 de junio de 2012

Diario íntimo. El ejercicio físico y yo.

No es tan fácil tener una idea y sostenerla a lo largo del tiempo, a lo largo del mes o, en mi caso, a lo largo de la semana...

Me cansé de verme fea, me cansé de mirarme al espejo y no encontrar a aquella flaca que se ponía cualquier cosa y no le importaba nada... De esa ya casi que no queda nada en mi, ahora que me veo bien en el espejo puedo decirte que el casi es generoso...

No sé si es un mal de muchas, o es un mal mio sólo el no poder cerrar la boca, ponerme las pilas, agarrar la bicicleta y salir a andar (2 o 3 -mil- kilómetros), calzarme los rollers y salir a patinar (en el buen sentido de la palabra), llenar las botellitas de agua y salir a correr... Bueno! a caminar al menos! No sirve subir las escaleras de casa cuando llego? bueno, ponele que las baje y las vuelva a subir! Ah, no? Ufa!

Voy a contarles como viene la idea de hacer ejercicio como si fuera un diario íntimo.

Día 1
Querido Diario:
Hoy me vi al espejo y decidí que ésto así no puede seguir, que quiero volver a los 60 de cintura y que voy a empezar a hacerlo YA! Son las 9.00, en un cachito salgo a correr!!
Acá estoy querido diario, son las 9.42, desayuné, me llamaron por teléfono y me distraje, se me pasó la hora, ya salgo!! Aunque pensándolo bien tengo sólo 30 minutos y entre que llego al parque, doy por lo menos dos vueltas, vuelvo, me baño y se me seca el pelo, no voy a llegar al trabajo! Mejor hago unos abdominales acá y listo, mañana sí o sí le entro a la correcaminata!
María!!! no viste la colchoneta? La busqué por todos lados! Uhhhhhhh! las 10.30! Qué tarde se me hizo, la colchoneta y la reputamadre!

Día 2
Querido Diario:
Ayer no pude hacer nada al final, espero que el subir tres o cuatro veces la escalera en el trabajo porque se rompió el ascensor y justo, justo, mi jefe necesitaba que le fuera a hacer unos trámites haya contado.
Hoy voy a preguntarle a Jorgelina si me presta los Rollers, pero la veo a la tarde así que voy a ir a dar una vueltita al parque y a la noche si!!! Al fin voy a poder ir a hacer ejercicio!
- Riiiiing... Riiiiing
- Hola! Mirna?
- Sí, quién habla?
- Hola, soy Julia, quería avisarte que hoy festejo mi cumple así que te espero a la tardecita!
Chau Parque, chau Rollers... Hola tortas!

Día 3
Diario:
qué laburo voy a tener hoy! Mi jefe necesita que cubra a mi compañera, no tengo ni la mañana ni la tarde libre... Hoy, cero ejercicio!

Día 4
Diario querido:
Se viene el finde y adiviná qué? Pato me propuso irnos unos días a la costa! Y... ME VOOOOOOOOOOY!!!
mañana viernes salgo con las chicas así que si salgo a correr me va a doler todo, empiezo a la vuelta!

Día 8
Diario perdoná que no te escriba pero estoy de acá para allá con Pato! Después te cuento! ES LO MÁS!!!

Día 15
Bueno, algún día me tenía que tocar! Estoy de novia! y lo que más me gusta de él es que me vive diciendo que soy el amor de su vida, que le encanta mi cuerpo y como me visto, y que ODIA a las minitas que viven haciendo ejercicio y quieren verse flacas!

Día 25
DIARIO: ME ENAMORÉ!!! Te conté que es crítico gastronómico? no sabés qué lindos los restaurantes que visitamos semanalmente y QUÉ BIEN SE COME!! ESTOY FELIZ! Eso sí, estoy gastando una fortuna en ropa nueva, estos jeans ya no me entran!!


Jim (ésto ya lo dije, pero... QUÉ RICO ES COMER!)



Vida saludable para qué? SI CAMINAR FUERA SALUDABLE, el cartero seria inmortal!
La ballena nada el día entero, sólo come pescado, sólo bebe agua y... es GORDA!
El conejo corre y salta y... vive sólo 5 años!
La tortuga no corre, no nada, no salta, llega última, no se apura y....vive 450 años!!! AGUANTE LA TORTUGA!